¡¡¡LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA HUMANOS DERECHOS!!!

Aclaración:

El presente testimonio se presenta a los lectores como una crónica. Por este motivo, se debe leer de atrás (el principio) hacia adelante (desarrollo y final); en otras palabras, de lo más viejo a lo más reciente. En cualquier caso y dadas las circunstancias, de no disponer de mucho tiempo, me tomé la molestia de etiquetar algunos hechos o personajes para entrar en contexto. Dicho todo esto, a iluminarse con la verdad de mi testimonio.

5 abr. 2011

Reflexiones acerca del paro docente de hoy


Maldito subversivo
Acá hacen falta más Fuentalbas. ¡Cómo puede ser que los docentes universitarios –garantes de la generación y el sostenimiento de la subversión en la educación superior- se decidan, así nomás, a hacer paro! ¿Qué es lo que pretenden de nuestra sociedad fatigada de la vagancia de los maestros y profesores? ¡Todo el tiempo haciendo paro!
Pero bueno, no me sorprende que los insurrectos y libertarios –no me caber duda que lo son- sean los de la Confederación Nacional de Docentes Universitarios Histórica (CONADU Histórica). ¿No son ellos, acaso, los generadores del sentido común, los constructores de la hegemonía cultural que arrastra a nuestros héroes históricos al papel de súper villanos? “¡Genocidio!”, se la pasan escupiendo de sus bocas infectadas del virus de la subversión internacional.  “Robos de bebés”, dicen desde la impunidad de sus puestos de jerarquía intelectual, como si con el intelecto se pudiera salvar a la patria del comunismo y el fin de la propiedad privada.
Hace 4 años, nomás, a los docentes que hacían huelga se los ajusticiaba. Así es, señores, se los asesinaba, y con justicia. Después vienen con sus quejas a canales del Estado (que deberían ser intervenidos por las santas corporaciones de la Madre Patria), arguyendo que los policías son unos salvajes. ¡Salvajes ellos! ¡Salvajes porque dejan a los chicos sin el horario habitual de clases! ¡Salvajes porque tienen ideas libertarias y pretenden alcanzar la Revolución para destruir al Estado! ¡Salvajes porque forman sindicatos antes de pedir limosnas como buenos cristianos!
¡Reivindicaciones salariales! ¡Enfermizo invento del siglo XIX! Quiebran la paciencia de la gente de bien, responsabilizan de su propia vagancia al Estado. Agradezcan, docentes, que vivimos en una tierra donde la subversión ha afectado a la parte racional de la República y, por tanto, no se los reprime como se debería. Yo, si fuera gobierno, ya hubiera decretada el inmediato empalamiento de todos los docentes subversivos.
Malditos subversivos sesentistas
¡ACÁ HACE FALTA OTRA NOCHE DE LOS BASTONES LARGOS! Sólo mediante la represión sistemática de los docentes que hacen paros podremos volver a la normalidad. Normalidad necesaria para el normal funcionamiento de la familia, que necesita que los hijos estén en la escuela estudiando y no en la casa, dedicándose a la autocomplacencia mientras observan sitios de internet prohibidos
La campaña favorable a la pornografía, encabezada por los docentes universitarios, debe ser detenida a tiempo. De lo contrario, nuestro futuro estará condenado al ateísmo, la corrupción, el desconocimiento de toda clase de moral, la violación sistemática, la masturbación institucionalizada, la vagancia, el no compromiso con las santas corporaciones, la homosexualidad universalizada, la transexualidad universalizada, el comunismo soviético, y tantos otros valores heréticos que no harían otra cosa que destruir la ética social y afectar el destino providencial que Dios nos ha encomendado.

No podemos permitir que todo esto ocurra. Fusilemos a los docentes que hacen paro antes de que todo se vaya al recontra carajo. ¡SALVEMOS A LA PATRIA!

No hay comentarios: