¡¡¡LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA HUMANOS DERECHOS!!!

Aclaración:

El presente testimonio se presenta a los lectores como una crónica. Por este motivo, se debe leer de atrás (el principio) hacia adelante (desarrollo y final); en otras palabras, de lo más viejo a lo más reciente. En cualquier caso y dadas las circunstancias, de no disponer de mucho tiempo, me tomé la molestia de etiquetar algunos hechos o personajes para entrar en contexto. Dicho todo esto, a iluminarse con la verdad de mi testimonio.

25 may. 2011

Diario Íntimo de José Luis Martínez Gullota (2)

25/05/73
Querido diario:

Encuéntrome emocionado. Hoy iré a ver la obra de teatro que protagonizará mi hijito Pedro Eugenio. En ella veráse como es que desarrollóse la jornada del 25 de mayo de 1810, con el pueblo a la espera, la tormenta golpeando sobre los sombreros de los vecinos de la vieja Buenos Aires. Allí, dentro del Cabildo, batíanse en reflexiones los héroes de la Jornada, Mariano Moreno y Cornelio Saavedra. Mi hijo ocupará el papel de Cornelio Saavedra, siendo éste uno de los más atractivos de todos. El mismísimo Félix Luna, quien fuera el otrora autor de la obra que interpretaráse, eligiólo como el más indicado para el papel del líder de las milicias. Créase o no, no hay honor más grande para un padre de buena familia que ver a su pequeño vástago revivir el nacimiento de la patria. Si no fuera por la imagen hermética que deben los padres darle a sus hijos, lloraría durante la presentación.

15 may. 2011

El sueño y la mujer subversiva (segunda parte)


Aquel día hube recibido el Informe del P.O.C.A.-E.C.N. sobre la salvación de la mujer subversiva. Este informe, escrito por uno de los grandes pensadores de la Doctrina de la Seguridad Nacional, es una de las piezas angulares del sostén ideológico del P.O.C.A. Me resulta, por tanto, imperativo dar una breve reflexión sobre las consideraciones del Partido para con el sexo débil.
Bien sabemos que existe una rama femenina del Partido conocida como la Liga de Amas de Casa. Ésta misma debe su nombre al rol doméstico que deben desempeñar las mujeres en la cotidianeidad de su vida. Al mismo tiempo que llevan adelante el lavado de platos y el tendido de las camas, las mujeres que componen La Liga están encargadas de llevar a buen puerto las acciones benéficas y sin fines de lucro en las que se emplea parte del capital del Partido. Funciona, en otras palabras, como una especie de órgano caritativo. Desde la cúpula se decidió que debían ser las mujeres de los militantes las que participaran de esta actividad benéfica dado que ellas, al ser individuos emocionales, tienen una mayor capacidad de conmoverse por las desgracias ajenas que seres racionales como nosotros, los hombres. Recuerdo una ocasión, en aquel pasado tan lejano e incorruptible que era la vida fuera de la clandestinidad, que mi amada Claudia Casabianca había traído de la calle a un perro con una patita lastimada. Si bien, la imagen del can me conmovió, no pude evitar sentir cierta distancia y dar muestras de frío interés para con él. Después de todo, era tan solo un animal. Por el contrario, ella se ocupó de curarlo y alimentarlo. Jamás pudo entender mi indiferencia.

13 may. 2011

Informe sobre Salvación de Subversivas (P.O.C.A.-E.C.N.): Sobre la mujer subversiva

I

La mujer, como adelantamos previamente, es un ente ausente de razón. Su experiencia inteligible es nula. En cambio, sus percepciones sensibles son mucho más agudas de las de nosotros, los hombres. Ellas buscan, debido a eso, percibir sensiblemente la mayor cantidad de efectos de la naturaleza para poder desarrollar sus hábitos cotidianos. ¿Hay alguna diferencia, entonces, entre una mujer y una mascota?
Ciertamente no. Ambos son irracionales, ambos comparten experiencias sensibles y, así como las vacas que se alejan del alambrado eléctrico cuando reciben una descarga, las mujeres también se alejan de los peligros del universo público en la seguridad de la vida privada a través del hábito. Inevitablemente necesitan a los hombres para sobrevivir, para que les otorguen el espacio privado que convierten en hábitat, a cambio de ciertos beneficios. ¿No sucede lo mismo, acaso, con los perros, que si no fuera por el hombre morirían de hambre en las calles de las grandes urbes? Todo esto demuestra, irrefutablemente, que las mujeres son más similares a los animales al servicio del hombre que a éste mismo, al que calificaremos como un animal racional y político. ¿Cuál es, acaso, el beneficio que obtiene el hombre al brindarle seguridad a la mujer?
Una familia
El beneficio exclusivo de la procreación, de la continuación de su sangre en la historia. De la inmortalidad de su legado. ¿No es, entonces, el rol de la mujer el más importante a la hora de pensar las relaciones del hombre con otros seres? Desde su lugar en la esfera privada de la  vida del hombre –a la que definiremos como familia-, ella se encarga de la educación y salvaguarda de quienes han salido de su vientre: alimentarlos, criarlos, enseñarles a hablar, enseñarles a alimentarse y a rezar son sus funciones dentro de la familia y las cumple diligentemente fundando ese cumplimiento en el hábito, también llamado “costumbre”, en palabras de David Hume.
La naturaleza le dicta a la mujer esto: la procreación como función social y la privación al espacio de la familia. Dios, en su infinita sabiduría, sólo percibida por aquellos que gozamos de la experiencia inteligible, fue el que a través de las nociones de armonía social le otorgó a la mujer este importante papel. La señora de la casa es sólo señora dentro de la casa. Así lo quiso Dios al crear al Mundo y de esa forma lo han entendido nuestros antepasados.

Informe sobre Salvación de Subversivas (P.O.C.A.-E.C.N.): Introducción

Grupo de mujeres subversivas
Es una verdad clara y distinta que las mujeres son animales ausentes de razón. Ésta es la diferenciación espiritual más influyente a la hora de distinguirla de sus pares masculinos. La mujer, en tanto animal irracional, depende exclusivamente del estímulo emotivo  para poder desarrollar sus habituales actividades. Es por ello que individuos, a los que definiremos como subversivos, se han aprovechado de la emotividad femenina para conseguir un apoyo masivo de una parte de la sociedad, caracterizada como ilusa y maleducada. Este apoyo masivo, resultante de la confraternidad de irracionales –mujeres, obreros, obreros jornaleros, peones de campo y negros del interior- es el que llevó a los subversivos del status quo a la victoria en los comicios presidenciales de 1952. Fue la irracionalidad y el caudillismo el que llevó a mujeres a portar armas en las décadas de 1960 y 1970 -¡qué salvajes han podido convencer a madres e hijas a llevar armas!; y es el mismo de hoy en día.

4 may. 2011

El sueño y la mujer subversiva (primera parte)

Un terrible sueño me hizo despertar a altas horas de la noche. Difícil sería recrear las lisérgicas imágenes que irrumpieron en mi mente en aquellos momentos en los que la vigilia descansaba. Sin embargo, lo intentaré:

En mi sueño despertaba en una cama de Hospital. Comencé entonces a preguntarme qué era lo que hacía allí. Luego pregunté lo mismo en voz alta. Nadie respondió a mi pregunta, pues nadie había allí junto a mí. Pronto me di cuenta que las sábanas que me arropaban eran pesadas como el plomo y no podía moverlas para levantarme. La desesperación invadió mi alma y quise llorar ante la imposibilidad de moverme, siquiera de saber que allí, debajo de esas pesadas sábanas, se encontraba el resto de mi cuerpo.