¡¡¡LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA HUMANOS DERECHOS!!!

Aclaración:

El presente testimonio se presenta a los lectores como una crónica. Por este motivo, se debe leer de atrás (el principio) hacia adelante (desarrollo y final); en otras palabras, de lo más viejo a lo más reciente. En cualquier caso y dadas las circunstancias, de no disponer de mucho tiempo, me tomé la molestia de etiquetar algunos hechos o personajes para entrar en contexto. Dicho todo esto, a iluminarse con la verdad de mi testimonio.

30 abr. 2011

Diario Íntimo de José Luis Martínez Gullota (1)

16/06/55
Querido diario:

Encuéntrome completamente angustiado por todo lo que ha estado sucediendo en los últimos meses en la patria. Persecución política, difamación de la Iglesia y de los curas, agresividad popular a todo lo que muéstrese reacio a la política del tirano. Temo que suceda lo peor, la masacre, el derramamiento de sangre, el terror de este vicario de Maximiliano Robespierre, el incorruptible de la guillotina.
Tengo miedo y no lo escondo. Sin embargo, los compañeros del Partido Comunista que conocí hace unos días en la movilización del Corpus Christi señaláronme que no tardarían las bases obreras en ser conscientes de la mentira del Tirano y actuarían con conciencia de clase para derrocarlo. Al momento de preguntarles qué sucedería después, respondiéronme con un tono liviano que “eso es lo que menos nos debería importar”. Tienen razón, lo importante es acabar de una vez y para siempre con el malvado que ha hecho de nuestra patria un ente apartado de los beneficios de la alianza con los Estados Unidos y la acercó  a los intereses del Imperio Soviético, opuesto a la democracia y a la naturaleza y tradición liberal que cultivamos desde Alberdi a la fecha.  Nadie ha hecho más daño a la patria y a las buenas costumbres que el Tirano. ¿Acaso débase morir para que la patria libérese del autoritarismo y el impacto herético y los negros del interior con las patas mojadas en la fuente? ¿Acaso débase hacer desaparecer al tirano para que todo vuelva a la normalidad?

29 abr. 2011

Reflexiones en el día del animal. Momentos previos al día del trabajador y el documento encontrado.

El 29 de abril me encontraba en el patio de la Casita de la calle Sourdeaux, cebándome unos mates y reflexionando sobre el destino argentino. El día era especial para ello, pues era el día del animal. ¡Tantas pobres criaturas indefensas en las calles! ¡Por qué nadie hace nada por ellos! ¡Pobres, pobres, pobres!  Y estoy refiriéndome a TODAS las pobres criaturas de la tierra que no gozan de cultura y raciocinio: perros, gatos, caballos y demás pobres. A pesar de la pena que me da decirlo, pues es impropio de un alma piadosa como la mía o de cualquier otro hombre de bien, lo mejor que podrían hacer con esas criaturas es meterlas en bolsas de consorcio y tirarlas al Río de la Plata.

17 abr. 2011

Gente que la tiene clara en facebook

Como ya hube dicho en situaciones anteriores, tengo un facebook. No diré el nombre por el cual deben buscarme porque eso implicaría que mis enemigos enteren de una forma de rastrearme y hacerme desaparecer en las sombras de un Estado Paralelo y feudalizado que reprime ilegalmente y con Aníbal Fernández encabezando dicha represión.
Pero, como consecuencia de los mensajes contrarrevolucionarios, occidentales y cristianos que he descubierto en muchos de mis contactos, tomé la decisión de exhibir algunos fragmentos de los mismos porque resultan inspiradores a la causa común. He marcado, además, algunas frases para hacer una mirada más crítica de los segmentos fundamentales. Espero que se conmuevan tanto como yo lo he hecho.

16 abr. 2011

Un artículo muy interesante que hube leído esta semana

Creo pertinente transcribir un artículo publicado por el grandioso Humberto Vadillo sobre la Campaña desfavorable y de ataque constante a la Iglesia Catrólica, guía espiritual de la humanidad toda. Vadilla retrata bien lo que es la defensa de los valores occidentales y cristianos y de las sacras instituciones frente al peligro rojo. A continuación, la transcribiré:

La campaña contra el catolicismo

15 abr. 2011

Acerca de la condena a Patti. El reencuentro con Claudia Casabianca

Fui a un bar después de mucho tiempo. No recuerdo cuál fue exactamente la última vez, pero supongo que fue aquella con Luque y Bertoni, antes de ser trasladado a la Casita de la calle Sourdeaux. Situaciones interesantes han pasado desde entonces y continuarán pasando. Pero mi visita a un bar, en esta ocasión, no habría parecido tener un trasfondo político. Me encontraría nuevamente con Claudia Casabianca, mi amada inmortal.

5 abr. 2011

Reflexiones acerca del paro docente de hoy


Maldito subversivo
Acá hacen falta más Fuentalbas. ¡Cómo puede ser que los docentes universitarios –garantes de la generación y el sostenimiento de la subversión en la educación superior- se decidan, así nomás, a hacer paro! ¿Qué es lo que pretenden de nuestra sociedad fatigada de la vagancia de los maestros y profesores? ¡Todo el tiempo haciendo paro!
Pero bueno, no me sorprende que los insurrectos y libertarios –no me caber duda que lo son- sean los de la Confederación Nacional de Docentes Universitarios Histórica (CONADU Histórica). ¿No son ellos, acaso, los generadores del sentido común, los constructores de la hegemonía cultural que arrastra a nuestros héroes históricos al papel de súper villanos? “¡Genocidio!”, se la pasan escupiendo de sus bocas infectadas del virus de la subversión internacional.  “Robos de bebés”, dicen desde la impunidad de sus puestos de jerarquía intelectual, como si con el intelecto se pudiera salvar a la patria del comunismo y el fin de la propiedad privada.

1 abr. 2011

Carta de Killer a la Cúpula del E.C.N.


Estimados miembros del E.C.N.:

Ante todo, creo menester presentarme a mí mismo: mi nombre es Daniel Killer, tengo 27 años y soy hijo del taxista Osvaldo Ardiles, quien conoció en un viaje a uno de vuestros cuadros político-militares. He hecho esta breve presentación para que sepan que quien les escribe esta carta es un hombre de confianza, pueden corroborarlo a partir de los testimonios de  sus militantes.
Desde ya, debo anticipar que mi objetivo no es unirme a lasa filas del E.C.N., sino informarles de la aparición reciente de una nueva organización de carácter contrarrevolucionario conocida como Vecinos. Yo, que me siento en contra de todos esos inmigrantes ilegales que no comprenden la cultura hegemónica –y hasta diría totalizante-  occidental y cristiana que defiende el santo derecho natural de la propiedad privada e irrumpen en espacios que son de todos a hacerlos propios, me había sentido desolado y perdido hasta que decidí, junto a algunos compañeros del barrio que experimentaban lo mismo, actuar.