¡¡¡LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA HUMANOS DERECHOS!!!

Aclaración:

El presente testimonio se presenta a los lectores como una crónica. Por este motivo, se debe leer de atrás (el principio) hacia adelante (desarrollo y final); en otras palabras, de lo más viejo a lo más reciente. En cualquier caso y dadas las circunstancias, de no disponer de mucho tiempo, me tomé la molestia de etiquetar algunos hechos o personajes para entrar en contexto. Dicho todo esto, a iluminarse con la verdad de mi testimonio.

28 mar. 2011

El asado del 24 de marzo

Bueno, queridos lectores, en primer lugar deseaba disculparme por el largo tiempo que pasó desde mi último testimonio hasta ahora. Sucede que las prácticas cotidianas me mantuvieron eternamente ocupado y, dada la desaparición sistemática de mi tiempo libre, no pude detenerme a escribir unas breves líneas.

Quería hablar hoy de lo acaecido el último 24 de marzo. Quiero hacer eso porque es un día muy especial en la historia del militante y en la mía particular: todos los 24 de marzo, recuerdo, salíamos con mi viejo a comprar ravioles, comíamos como cerdos, terminábamos borrachos y cantábamos la marcha del Mundial ’78:

25 millones de argentinos
jugaremos el Mundial…

12 mar. 2011

Camporazo (11 de marzo de 2011)

Me encontraba la noche del jueves en la casa de la calle Sourdeaux con Luque y Houseman, preocupados por el destino de la nación toda ante el evento que iba a efectuarse el día de ayer. No me refiero a otra cosa que el acto en la cancha de Huracán, convocado por la juventud díscola y ponebombas. Un acto propio de los regímenes fascistas que aleccionan a un montón de ignorantes,  brutos y violentos para atentar contra el status quo. ¡Oh! ¡Qué se puede hacer para combatir a un poder tan autoritario más que responderle con la misma moneda y ser, incluso, más autoritarios!
¿Por qué no te quedaste en tu silla?
Para sumar - ¡incluso! - más incertidumbre y preocupación a nuestras vidas, jamás pudimos hablar con el organizador de Expoagro. Mientras lo estábamos acompañando a su oficina, lo interceptó un director de cine y le beso el anillo que tenía en su mano. Este director, un viejo maloliente, subversivo, ponebombas y feo comenzó a alabar las virtudes del organizador y éste, mirándonos de reojo, nos dijo:
- Éste es el fin del recorrido, muchachos. Tengo cosas más importantes que hacer que hablar con ustedes.
- ¿Puedo, aunque sea, dejarle esta carta, señor? – le preguntó Luque.
El organizador asintió y tomó la carta. Se perdió, luego, entre la multitud junto al director de cine. La frustración que sentimos en aquel momento fue enorme. Daban ganas de matarse. Cuando hubo terminado Expoagro, lo buscamos a Houseman – que se había perdido entre llantos por la conmoción de coincidir políticamente con un judío – y nos marchamos los 3 a nuestro hogar clandestino en la Calle Sourdeaux, localidad de Bella Vista.

8 mar. 2011

Reflexiones sobre el día de la mujer y una pequeña anécdota de regalo.

A mí que no me vengan con las obreras reprimidas en Chicago haya lejos y hace tiempo. Aquel día no se hizo otra cosa que justicia. Aquellas obreras eran subversivas que querían alterar la estructura productiva – como obreras marxistas y ponebombas que eran – y, quizás más enfermizo y repugnante, el orden moral y cultural de nuestra sociedad occidental y cristiana. Por esos motivos no merecen otra cosa que la difamación y el olvido de la sociedad toda.
Por el contrario al sentido común – lo que no demuestra otra cosa la corrupción moral de la sociedad –, el día en el que aquellas subversivas, prostitutas vendiendo su fuerza de trabajo y no su cuerpo – ¡cómo si eso lo hiciera menos terrible a su pecado! -, fueron reprimidas con justicia por hombres lúcidos es recordado con cierto reproche hacia el sexo dominante. Aquellas díscolas, prostitutas de cuarta, fueron entonces injustamente convertidas en mártires y banderas feministas – corriente filosófica y política contraria a los santos preceptos de la Iglesia y, por lo tanto, subversiva y ponebombas -. ¡Y qué más se puede esperar de un mundo enfermizo donde gobiernan los incapaces lenguaraces y los progresistas! ¡Progresismo! ¡Qué es lo que quieren demostrar! ¡Que su lugar no es la cocina y la cama! ¡Que su rol es otro y su útero está allí por defecto de la naturaleza! ¡Qué acaso no se dan cuenta que la naturaleza es lo más sabio y por ésa razón! ¿O es simple coincidencia que los negros sean más resistentes al trabajo físico? ¿Es acaso también coincidencia, entonces, que las mujeres tengan útero y sean ellas las que mantengan en sus vientres a las generaciones futuras? ¡La naturaleza es sabia, señoras y señoritas! ¡Por eso el hombre es fuerte y la mujer tiene que estar en la casa, para atenderlo y procrear!

7 mar. 2011

Expoagro 2011 (segunda parte)

Para no perder el hilo conductor ver Expoagro 2011 (primera parte)

- ¡Kempes! – me saluda entonces Ardiles y, a un paso sostenido, se acerca hacia nosotros.
- ¡Ardiles, amigo mío! Llevo mucho tiempo sin verte. ¿Cómo te encuentras?
- ¡Horrible! Este lugar me resulta un tanto confuso a mí y a muchos otros tantos militantes. Vine aquí con mi querido hijo. Ahí está él.
Vimos  como Ardiles llamaba a un hombre que promediaba mi edad. Éste se acercó decididamente y nos saludo a todos.
- Chicos, éste que ve aquí es Daniel Killer, mi hijo – lo presentó, orgulloso, el taxista. Es necesario mencionar que su verdadero nombre real no es Daniel Killer, sino que le puse un seudónimo para proteger su identidad y, también, la de su padre.
- ¿Ustedes son miembros del E.C.N., no es así? – nos preguntó entonces Killer.
- ¿Pero, dígame, – repuso, nervioso, Luque – qué es eso del E.C.N.?
La reacción escéptica de Luque tenía sentido, pues en aquel momento había mucha gente sospechosa alrededor nuestro. Era claro para mis compañeros y para mí que Killer no era un hombre de muchas luces. Luque hizo señas para marchar a una posición más desértica y allí comenzó a hablar.
- ¡Acaso eres un idiota, Killer! – lo acusó - ¡No te das cuenta que pones nuestras vidas en riesgo! Seguramente ya muchos nos descubrieron. Debe de haber células kirchneristas por doquier, esperando agazapadas la exposición de algún justiciero o gatillador fácil. Lo que conseguiste con tu pregunta no fue sólo irritarme, sino también poner la integridad de todos los aquí presente en peligro.

4 mar. 2011

Expoagro 2011 (primera parte)

Voy a referirme en este artículo al comienzo de Expoagro, uno de los eventos más importantes de la nación. Junto con Luque y Houseman, fui enviado por la alta dirigencia del E.C.N. a resguardar el normal funcionamiento de la misma.
Por fortuna, el principal eje de riquezas del país se encuentra en manos de gente sabia y de una practicidad envidiable. Expoagro, si es que los condenados elementos subversivos no  accionan y ponen piedras – por no decir bombas – en el camino de los hombres más influyentes de la contrarrevolución, marchará bien. En caso de que lo hicieran, estaremos nosotros, con nuestros fierros, allí, para evitarlo.

Carta de Luque a los organizadores de Expoagro 2011

A continuación transcribiré el texto de la carta de mi amigo Luque a los organizadores de Expoagro:

Estimados organizadores de la más hermosa muestra posible:

Es sabido ya de antemano que lo que hoy está ocurriendo aquí es un evento maravilloso. Es muy agradable ver el crecimiento y sostenimiento del sector agropecuario, baluarte histórico del modelo productivo – y por qué no ideológico, pues una cosa lleva inevitablemente a la otra – de la patria. Es importante conocer las bases en las que se funda el modelo productivo. Sin embargo, el motivo de esta carta no es la alabanza de las virtudes de la organización ni del aparato corporativo del campo argentino.
El motivo de esta carta es mucho más complejo y amerita una toma inmediata de conciencia acerca del papel que le queremos infundir a nuestra propuesta. Las armas de la nación están a la disposición de los liberadores de la patria sojera cuando se disponga.  Ustedes han sufrido, tanto o más que los otros 2 baluartes de la patria – Iglesia y Ejército –, las embestidas de este gobierno déspota, corrupto, populista, anticatólico, anticlerical, antiderechista, antiagropecuario, antiprogreso, anticivilizador, antisocial, anticapitalista, antiargentino, antimercado, mercantilista, acrítico, peronista, persecutor político, ponebombas y fomentador de una atmósfera de violencia, desconfianza e inseguridad – tanto física como jurídica -,  entre otras cosas. El gobierno nacional, conducido por la yegua, insultó los valores de la patria al provocar la ira corporativa del campo.

1 mar. 2011

Breves reflexiónes surgidas de la apertura de las sesiones en el Congreso

Recién terminó la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso y siento repugnancia. Más allá del odio que me genera la figura de la yegua montonera ponebombas, el verdadero problema está en el germen mismo de la democracia liberal. ¿Es necesario acaso un cuerpo legislativo como el que tenemos? ¿No sería acaso más práctico lo que Tomas Hobbes define como Leviatán? ¿Por qué no delegar a un individuo particular el poder soberano y vivir tranquilamente, apartados de todo este calvario? ¿Qué es lo que estamos esperando para quemar a las brujas? ¡Comencemos ahora! ¡Yo quiero la cabeza de Aníbal Fernández!